Beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo

Mantenerse en forma durante el embarazo hace que las 40 semanas sean más fáciles de manejar, le brinda a usted y a su bebé tremendos beneficios, facilita el trabajo de parto y el parto que para las personas que no hacen ejercicio, y le ayuda a volver a su peso y tamaño anterior al embarazo después de que nazca su bebé.

Asegúrese de obtener el permiso de su médico antes de embarcarse en un programa de ejercicios prenatales. Algunas afecciones de alto riesgo sí descartan el ejercicio durante el embarazo.

  • Reducir el dolor de espalda y las molestias: Como usted probablemente ya sabe, el tamaño creciente de su bebé ejerce presión sobre sus caderas, glúteos y espalda, lo cual puede llevar a que se presente rigidez y dolor. Cuando usted hace ejercicio durante el embarazo, mejora su postura y pone en forma sus músculos de la espalda, cadera y glúteos, reduciendo así el dolor de espalda y el malestar.
  • Ganar suficiente peso, pero no demasiado: Es absolutamente necesario que aumente de peso durante el embarazo, debido a las reservas adicionales de grasa, fluidos corporales y sangre que su bebé necesita para crecer adecuadamente, ¡sin mencionar el peso del niño! Pero muchas mujeres aumentan demasiado y tardan años en perder ese peso (o nunca lo hacen). Estudios recientes muestran que las mujeres que hacen ejercicio regularmente hasta el final de sus embarazos aumentan casi 8 libras menos que las mujeres embarazadas que no hacen ejercicio, pero todavía están dentro de los límites normales de aumento de peso para un embarazo saludable.
  • Dormir bien: Si tiene problemas para dormir durante el embarazo, como muchas mujeres, el ejercicio puede ayudarle a dormir mejor por la noche y a sentirse más despierta durante el día.
  • Reducir las complicaciones del parto: Varios estudios muestran que las mujeres que hacen ejercicio tienen menos complicaciones durante el parto y generalmente necesitan menos fármacos para aliviar el dolor.
  • Reducir el tiempo de trabajo de parto: Uno de los beneficios más impresionantes de mantenerse en forma durante el embarazo es que el trabajo de parto es significativamente más corto (alrededor de un tercio). Además, las mujeres que hacen ejercicio tienden a dar a luz unos cinco días antes que las mujeres que no hacen ejercicio, lo que hace que el embarazo sea mucho más corto.
  • Tener un hijo más delgado: Los estudios muestran que las mujeres que hacen ejercicio regularmente durante el embarazo tienen bebés más delgados (no de bajo peso al nacer), y esta delgadez continúa a la edad de 5 años. Esto hace que su bebé empiece con el pie adecuado desde el primer día.
  • Rápido retorno a su peso normal: Las mujeres que hacen ejercicio durante el embarazo tienen menos peso que perder después del parto y descubren que el peso se quita más fácilmente que para las mujeres que no hacen ejercicio.
  • ADD YOUR COMMENT