Cómo Hacer las Posturas de Yoga Cobra I, II y III

  1. Salud
  2. Ejercicio
  3. Yoga
  4. Cómo Hacer las Posturas de Yoga Cobra I, II y III

La vida diaria implica muchas flexiones hacia adelante: ponerse un par de pantalones, atarse los cordones de los zapatos, practicar deportes, etc. La cobra y otras curvas de la espalda de Yoga, que estiran la parte delantera del torso (y la columna vertebral) proporcionan un antídoto para los efectos acumulativos de la flexión hacia adelante. Una curva hacia adelante cierra la parte delantera del torso, acorta la parte delantera de la columna vertebral y redondea la espalda.

Este cierre y redondeo es exagerado por el insano hábito de inclinarse hacia adelante desde la cintura en lugar de desde las articulaciones de la cadera. Inclinarse hacia adelante en la forma incorrecta día tras día puede conducir a problemas de la columna vertebral.

Muévase lenta y cautelosamente en todas las posturas de cobra. Evite cualquiera de las posturas que causan dolor en la parte baja de la espalda, parte alta de la espalda o el cuello.

Cobra I

La postura de la cobra aumenta la flexibilidad y la fuerza de los músculos de los brazos, el pecho, los hombros y la espalda. Cobra I enfatiza especialmente la parte superior de la espalda. La cobra abre el pecho, aumenta la capacidad pulmonar y estimula los riñones y las glándulas suprarrenales.

Esta primera postura de cobra también se llama La Esfinge. Es una variación del bhujangasana. Para hacer esta primera versión de cobra, siga estos pasos:

  1. Acuéstese boca abajo con las piernas extendidas a la anchura de la cadera y la parte superior de los pies en el suelo.
  2. Descanse la frente en el suelo y relaje los hombros; doble los codos y coloque los antebrazos en el suelo con las palmas de las manos hacia abajo y colocadas cerca de los lados de la cabeza.
  3. A medida que inhala, aplique los músculos de la espalda, presione los antebrazos contra el piso y levante el pecho y la cabeza. Mantenga los antebrazos y la parte delantera de la pelvis en el suelo, teniendo en cuenta la necesidad de relajar los hombros.
  4. A medida que exhala, baje el torso y regrese lentamente al piso.
  5. Repita los pasos 3 y 4 tres veces y luego permanezca en el paso 3 (la última posición elevada) durante 6 a 8 respiraciones.

Si tiene problemas en la parte baja de la espalda, separe las piernas más que las caderas y deje que los talones se vuelvan hacia afuera y los dedos de los pies hacia adentro.

Cobra II: Bhujangasana

Esta postura le recompensa con la mayoría de los mismos beneficios que la cobra I. Además, la cobra II enfatiza la flexibilidad en la parte baja de la espalda.

Los siguientes pasos le guiarán a través de Cobra II:

  1. Acuéstese boca abajo con las piernas extendidas a la anchura de la cadera y la parte superior de los pies en el suelo.
  2. Flexione los codos y coloque las palmas de las manos en el suelo con los pulgares cerca de las axilas, apoye la frente en el suelo y relaje los hombros.

ADD YOUR COMMENT