Cómo hacer posturas simples y erguidas de Yoga Twist

  1. Salud
  2. Ejercicio
  3. Yoga
  4. Cómo hacer posturas simples y erguidas de Yoga Twist

Las cuerdas obtienen su fuerza de las hebras retorcidas que las componen. Las posturas de torsión del yoga tienen el mismo efecto positivo. Cuando se piensa en el cuerpo y la mente humana, la gente a menudo asocia la palabra»twist» con dolor o algo indeseable. Este no es el caso del Yoga.

La gente dice cosas como:»Se torció el tobillo»,»Tiene una mente retorcida» o»Lo acusó de retorcer sus palabras». Pero retorcer no es tan malo. Cuando se hace correctamente, los giros Yóguicos traen fuerza a tu cuerpo, especialmente a los puntos débiles (notablemente a la parte baja de la espalda). Es cierto que las torceduras son parte de tus movimientos cotidianos. Pero a menos que sus músculos estén bien entrenados, usted puede lesionarse fácilmente.

Butaca twist

Esta postura sentada es una excelente manera para que un principiante logre un buen giro con seguridad antes de pasar a métodos más complejos de torsión. Y, usted puede usar esta postura simple y efectiva para liberar su columna vertebral mientras está en la oficina sin llamar demasiado la atención. Tu columna vertebral te lo agradecerá!

Tuerza principalmente de sus hombros; la cabeza y el cuello vienen a lo largo del paseo.

  1. Siéntese de lado en una silla con la silla de espaldas a la izquierda, los pies planos en el piso y los talones directamente debajo de las rodillas.
  2. Exhale, gire a la izquierda y sostenga los lados de la silla con las manos.
  3. A medida que inhala, extienda o levante la columna vertebral.
  4. Mientras exhala, gire el torso y diríjase más a la izquierda.
  5. Repita los pasos del 1 al 4, girando gradualmente más lejos con cada exhalación, durante 3 respiraciones (no la fuerce) y luego mantenga el giro durante 6 a 8 respiraciones.
  6. Repita los pasos del 1 al 5 en el lado opuesto.

Si sus pies no están cómodamente en el suelo para el giro de la butaca, elévelos con una manta doblada o una guía telefónica.

Fácil de girar al sentarse

Después de que pueda girar cómodamente mientras está sentado en una silla, puede transferir su habilidad recién adquirida al suelo y hacer el siguiente ejercicio. Su efecto es similar al del giro del sillón, y encaja perfectamente en una práctica regular de Yoga, gran parte de la cual se puede hacer en el suelo.

  1. Siéntese en el suelo con las piernas en una simple posición con las piernas cruzadas y extienda la columna hacia arriba, bien alta.
  2. Coloque la palma de la mano izquierda hacia abajo sobre la rodilla derecha.
  3. Coloque la palma de la mano derecha hacia abajo en el piso detrás de la cadera derecha para apoyarse.
  4. A medida que inhala, extienda la columna hacia arriba.
  5. Mientras exhala, gire el torso y diríjase hacia la derecha.
  6. Repita los pasos 4 y 5 durante 3 respiraciones, girando gradualmente más con cada exhalación (no la fuerce), y luego mantenga el giro durante 6 a 8 respiraciones.
  7. Repita los pasos del 1 al 6 en el lado opuesto.

Si tiene dificultad para sentarse derecho en este giro sentado, use mantas o almohadas para hacer sus caderas incluso con sus rodillas.

El giro de la salvia

El giro de la butaca y el giro de sentarse son los giros yóguicos más simples. Al cambiar la posición de sus piernas, puede alterar el nivel de dificultad y también aumentar el beneficio general. El giro de la salvia hace precisamente eso para darle recompensas adicionales por su inversión.

  1. Siéntese en el suelo con ambas piernas extendidas hacia adelante; doble la rodilla derecha y coloque el pie derecho en el suelo justo dentro del muslo izquierdo, con los dedos de los pies hacia adelante.
  2. Coloque su mano derecha, con la palma hacia abajo, en el piso detrás de usted; envuelva la palma de su mano izquierda alrededor del lado de su rodilla derecha.
  3. A medida que inhala, extienda o levante la columna vertebral.
  4. Mientras exhala, gire el torso y diríjase hacia la derecha.
  5. Repita los pasos 3 y 4, girando gradualmente más lejos con cada exhalación, durante 3 respiraciones (no la fuerce) y luego mantenga el giro durante 6 a 8 respiraciones.
  6. Repita los pasos del 1 al 5 en el lado opuesto.

Si tiene dificultad para sentarse derecho en este giro sentado, siéntese sobre mantas o almohadas hasta que sus caderas estén parejas con sus rodillas.

Esta postura es una variación de la postura clásica llamada maricyasana. La palabra sánscrita marici (pronunciada mah-ree-chee) significa «rayo de luz» y es el nombre de un antiguo sabio.

ADD YOUR COMMENT