¿Como tratar accidentes usuales en casa?

La mayoría de las personas no suelen tener en cuenta la facilidad con la que una persona mayor puede acceder a una casa cuando se está construyendo. Afortunadamente, ahora vivimos en la Era de la Información, y más gente se está dando cuenta de la importancia de hacer la vida más fácil para los ancianos. Aquí en Virginia, la Guía de Cuidado de Ancianos especificó que el 12% de la población son ancianos, y el 68% de ellos viven en la misma casa con sus familias. El estado también provee asistencia para el cuidado de la salud y necesidades básicas como las estampillas de comida que se entregan cada año.

Por supuesto, el cambio debe comenzar en nuestros hogares. Una forma de mejorar la calidad de vida de nuestros queridos ancianos es hacer que los hogares sean más seguros y menos propensos a los accidentes. Aquí están algunos de los accidentes más comunes entre los ancianos y cómo prevenirlos.

Aprende sobre la Formación en la atención sociosanitaria de urgencias

Caídas

Las caídas son la principal causa de lesiones fatales y no fatales en adultos de 65 años o más. De hecho, el NCBI reveló que estos incidentes comprenden el 75% de las lesiones entre los ancianos en países desarrollados como los EE.UU. Las caídas a menudo son el resultado de objetos mal colocados, suelos y superficies irregulares, muebles inestables y falta de iluminación, entre otros.

Una forma de prevenirlas es instalando barras de agarre y pasamanos en áreas donde puedan ser útiles. Entre ellas se encuentran los baños, las escaleras, etc. Se debe prestar especial atención al inodoro, ya que es la zona más propensa a los accidentes en la casa. Los pisos deben estar libres de cualquier cosa que pueda causar tropiezos o resbalones.

También es aconsejable proporcionar zapatos con suelas antideslizantes. Y por último, asegúrese de que haya suficiente iluminación en todas las áreas. 

Fuego y quemaduras

El fuego y las quemaduras suelen deberse a fallos de funcionamiento o a dispositivos de generación de calor inseguros y no regulados. La mayoría de los incidentes que implican escaldaduras en adultos de 60 años o más se atribuyen a impedimentos físicos. El riesgo es mayor entre los ancianos que utilizan regularmente la cocina.

Para prevenir accidentes como éste, instale dispositivos anti escaldadura en los lavabos, duchas y bañeras. También sería mejor invertir en aparatos duraderos que tengan mecanismos de seguridad de fácil acceso. Y para la cocina, instalen alarmas de humo y proporcionen a los ancianos guantes de cocina largos que cubran toda la parte inferior del brazo.

Incidentes relacionados con la comida

La seguridad alimentaria es una preocupación real, especialmente entre las personas mayores que tienen problemas de visión, alergias o se confunden con las etiquetas de los productos. También existe el riesgo de asfixia, que es mayor entre los ancianos. El atragantamiento suele ocurrir cuando una persona habla o se ríe mientras come.

Para prevenir los accidentes relacionados con los alimentos, los contenedores y las zonas de almacenamiento deben tener etiquetas grandes y legibles. La fecha de compra y/o la fecha de caducidad también deberían estar indicadas en las etiquetas. Al almacenar frutas, verduras y otros productos perecederos en el refrigerador, mantenga la temperatura a 40 grados Fahrenheit. Esto ayudará a prolongar su vida útil. Y cuando preparen comida para los ancianos, asegúrense de que la textura y el tamaño de los ingredientes sean apropiados y no causen que se ahoguen con su comida.

También puede prevenir accidentes en el hogar haciendo grandes ajustes en el diseño de la casa como la instalación de pisos antideslizantes. Sólo tenga en cuenta que estas renovaciones no suelen ser baratas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *