Desacreditar los mitos alimentarios populares asociados con el embarazo

Pescado: El pescado es una gran fuente de proteínas y vitaminas, y también es bajo en grasa. De hecho, los altos niveles de proteínas, ácidos grasos omega-3, vitamina D y otros nutrientes hacen del pescado un excelente alimento para las madres embarazadas y sus bebés en desarrollo.

Sin embargo, ciertos peces – tiburón, caballa, pez espada y blanquillo – contienen altos niveles de mercurio. El jurado aún no ha decidido si el mercurio puede causar ciertos retrasos en el desarrollo infantil o problemas con las habilidades motoras finas (probablemente no), pero la FDA actualmente recomienda que evite el pescado con altos niveles de mercurio cuando esté embarazada.

Las pautas del USDA dicen que usted todavía puede disfrutar de hasta 12 onzas (dos comidas promedio) por semana de pescado y mariscos con menos mercurio, como salmón, eglefino, tilapia, bacalao, lenguado y camarones, o hasta 6 onzas de atún albacora por semana. (Las limitaciones se deben al hecho de que incluso el pescado con bajo contenido de mercurio no está libre de mercurio, por lo que el consumo de mercurio podría sumar una cantidad significativa si el pescado se consumiera en grandes cantidades).

No permita que su preocupación por el mercurio lo haga abandonar el pescado por completo, porque dos estudios recientes que analizan el consumo de pescado en mujeres embarazadas demostraron que las mujeres que comen pescado en realidad pueden tener tasas más bajas de parto prematuro, y que sus hijos pueden tener coeficientes intelectuales más altos que aquellos que no comen pescado.

  • Sushi: El pescado crudo (excepto los mariscos crudos) en realidad tiene un riesgo muy pequeño de una infección parasitaria (aproximadamente una infección en dos millones de porciones), ya sea que usted esté embarazada o no (¡esto es menos que el riesgo de enfermarse por comer pollo!). Lo más importante es asegurarse de que el pescado procede de una fuente fiable y de que está bien almacenado.
  • Carnes o pescados ahumados: Muchas mujeres embarazadas se preocupan por comer carnes ahumadas y pescado porque han escuchado que estos alimentos tienen un alto contenido de nitritos o nitratos. Aunque estos alimentos contienen estas sustancias, no dañarán al bebé si se comen con moderación.

ADD YOUR COMMENT