Lista de trucos sobre el embarazo para Explicado (Edición de Australia/Nueva Zelanda)

Durante el embarazo, es vital asegurarse de comer bien y mantenerse activa. Tenga en cuenta que ningún alimento puede satisfacer todas sus necesidades nutricionales y que los nutricionistas recomiendan una dieta bien balanceada. He aquí una guía para comprender las recomendaciones sobre la alimentación saludable y el ejercicio durante el embarazo:

  • La variedad de alimentos es la clave. La variedad en su dieta ayuda a asegurar que usted reciba suficientes nutrientes esenciales, y las personas que comen una amplia variedad de alimentos son más saludables, viven más tiempo y tienen protección contra algunas enfermedades. Nutrition Australia recomienda que te propongas comer entre 20 y 30 alimentos nutritivos diferentes cada día. Elija alimentos de cada grupo de alimentos, prestando especial atención a los grupos de plantas (frutas, verduras y cereales).
  • Usted necesita una ingesta adecuada de vitaminas y minerales durante el embarazo, en particular calcio, yodo, hierro, sodio y ácidos grasos Omega 3.
  • Las frutas y verduras no sólo son una buena fuente de vitaminas y minerales; también tienen un alto contenido de fibra dietética, que es muy importante durante el embarazo para ayudar a reducir el estreñimiento. Las verduras son ricas en vitaminas A y C y folato, así como en hierro. Las frutas también contienen cantidades saludables de vitaminas A y C, así como potasio.
  • Los panes y los cereales proporcionan carbohidratos complejos, que son fuentes de energía de larga duración. Los granos también son una buena fuente de vitaminas, minerales y fibra. Elija granos enteros cuando sea posible.
  • Los alimentos ricos en proteínas y calcio incluyen la carne, el pollo, el pescado, los huevos y los productos lácteos, como el queso, el yogur y, por supuesto, la leche. Coma cantidades moderadas de estos alimentos.
  • Reduzca el consumo de grasas, aceites y azúcar. Los alimentos que contienen estas sustancias deliciosas pero menos nutritivas incluyen chocolate, caramelos, muchos postres, mantequilla, mayonesa y aderezos para ensaladas. Busque variedades bajas en grasa de estos alimentos en su supermercado, pero recuerde que aunque pueden ser más bajos en grasa, a menudo contienen mucha azúcar.
  • Si tiene una rutina de ejercicio moderada, continúe. Si ha sido bastante sedentario, no se sumerja repentinamente en un programa extenuante, sino que lo haga lentamente.
  • Las formas de ejercicio que por lo general son seguras para continuar durante el embarazo incluyen el embarazo, ejercicios aeróbicos de bajo impacto o acuáticos, ciclismo, natación y yoga. Evite hacer ejercicio boca arriba durante largos períodos de tiempo, ya que esto puede reducir el flujo sanguíneo al corazón y escuchar a su cuerpo. Modifique su programa de acuerdo a lo que pueda tolerar razonablemente.
  • Trate de no sobrecalentarse o deshidratarse mientras hace ejercicio durante el embarazo y, si se siente fatigada, mareada, desmayada o con náuseas, deje de hacerlo. Si experimenta contracciones, sangrado vaginal o cualquier dolor significativo, también deje de hacer ejercicio inmediatamente y llame a su médico o partera.
  • ADD YOUR COMMENT