¿Quieres convertirte en hostelero? Esto es lo que tienes que saber

Abrir un restaurante es el sueño de mucha gente. Al mismo tiempo, es una tarea harto complicada y un reto enorme que requiere mucha perseverancia. El éxito en el mundo de la gastronomía no es fácil de conseguir, pero sin duda alguna es posible. ¿Cómo empezar a trabajar como hostelero? ¿Qué debes saber antes de abrir tu propio negocio?

Analiza bien el mercado

Al principio hay que hacer un buen análisis del mercado. El restaurante necesita comensales, de lo contrario no saldrá rentable. Por lo tanto, antes de nada echa un vistazo a la zona y comprueba los gustos de sus habitantes o las personas que suelen visitarla. Esas personas son clientes habituales potenciales del restaurante, así que el diseño y el menú deben adaptarse a sus preferencias. Puedes estudiar el mercado por tu cuenta hablando con la gente, o puedes recurrir a los servicios de una empresa profesional de marketing. Analizar bien las expectativas de los clientes es la mitad del éxito, y una forma de adoptar una posición fuerte en el mercado local.

Una cocina excepcional

La cocina es el corazón de cualquier restaurante. Sin buena comida, el local no debería ni de abrir. Por eso es fundamental encontrar un buen cocinero, proporcionarle todas las herramientas de cocina que necesite y definir un menú. Los platos que sirvas deben ser interesantes y originales. Además, los precios deben fijarse de modo que la cocina salga rentable y sigan resultando atractivos para los clientes. Un cocinero talentoso puede ser una razón por la que mucha gente viajaría decenas de kilómetros solo para comer. Lo mejor es cuando ese cocinero talentoso es el hostelero al mismo tiempo. En esos casos, seguro que será un pilar inamovible del local.

Presupuesto adecuado

Antes de abrir el restaurante, es muy importante contar con el presupuesto adecuado. Hay que adecentar el local, contratar empleados, imprimir los menús, los folletos y demás materiales publicitarios… Todo eso conlleva gastos considerables. Hasta el primer pedido de existencias para los almacenes y las neveras supone una gran inversión. Si a eso le sumas comprar vajillas, el importe final que acabas necesitando para emprender tu negocio puede salirse de madre. Sin embargo, no puedes permitirte términos medios o renunciar a algunos gastos. En caso de necesidad, también puedes echar un vistazo a las distintas formas de financiación que existen, como los créditos rápidos online. Gracias a estos créditos, puedes conseguir rápidamente los fondos que necesitas para cumplir el sueño de tener tu propio local.

Para saber cuánto dinero necesitas exactamente para abrir el restaurante, haz los cálculos con antelación en un Excel. Al resultado final, añádele unos tantos por ciento por si acaso. De esta forma, contarás con un colchón por si tus cuentas iniciales acaban resultando demasiado optimistas. Por lo tanto, es bueno saber dónde pedir prestado dinero en caso de necesitarlo para mantener la liquidez imprescindible para la actividad del local. Los primeros meses del restaurante pueden ser decisivos para su futuro.

Leave a Reply